dilluns, 18 d’octubre de 2010

L'onada


El dia 20 d'octubre es projecta L'onada (Die Welle). Si vols descarregar-te la fitxa, fes clic ací. Si vols fer comentaris de la pel·lícula o de la projecció, fes servir l'opció comentari d'aquest post.

6 comentaris:

Anònim ha dit...

Personalmente no había visto la película, pero me encantó. Creo que la película refleja el gran poder que tenemos los profesores en la formación interior, psicológica o moral de los alumnos. Además creo que el director quiere que veamos que es más fácil aún manipular a los alumnos si ellos confían en ti, si eres un maestro "amigable".

Vanessa ha dit...

HOLA! Soy estudiante de magisterio infantil, esta película, ya la había visto, al igual que las otras dos, me las pusieron en el ciclo superior de educación infantil, lo que me hace pensar que son películas maravillosas y tienen mucho para enseñarnos sino no hubieran sido elegidas por dos grupos de profesorado distintos. A mí, personalmente me encantan, no se me hizo pesado volver a verlas, todo lo contrario, pude fijarme más en otros detalles de la película. Tengo que decir que a pesar de verlas por segunda vez, me siguen impresionando y algunas escenas me siguen poniendo los vellos de punta como la primera vez que las vi. Respecto a la ola decir que nos enseña un poder mágico, la capacidad que podemos llegar a tener los profesores sobre los alumnos y alumnas si sabemos cómo llegar a ellos, aunque mucho “cuidado” esta película también te dice que las cosas no son tan simples y lo que puede empezar como una buena idea y llegar a los alumnos y alumnas se te puede acabar yendo de las manos, hay que tener muy controlada la situación y saber o tener preparado como “cortarla” si surge cualquier problema.

Rafael Minguet ha dit...

Després de llegir els dos comentaris i des del dia que vaig veure la pel·lícula m'he estat rumiant un fet i encara no he decidit quina postura adoptar. Ho comente per ací per si la gent respon i em faig una idea d'allò que el públic opina.

A la pel·lícula es proposa una visió molt negativa de l'experiment que el professor Rainer Wenger tractà de fer amb els seus alumnes. Fins i tot, al final del film, quan l'encadenen i se'l duen a la presó molts dels que estaven veient la cinta es van alegrar i assenyalaren que s'ho tenia merescut. I jo em pregunte: quin va ser el crim que va cometre? Ell va ser el culpable del que va passar? Vull dir, si ara un paio agafa una escopeta i es carrega a la seua dona al·legant que va estar obligat a fer-ho perquè ella ja no el volia… la culpa és de la dona? O, com fa uns anys, si ara un xic es carrega una iaia en la parada de l'autobús i diu que la va assassinar perquè estava jugant a rol… la culpa és del rol? És clar que no. (Probablement) el que va fallar va ser que el tipus estava com una cabra i punt.

El fet que ja he dit que em rumie és: ¿va estar malament que el professor portara a la pràctica aquell tema -tabú i que ningú s'atreveix a esmentar, i, per tant, ja es veu com negatiu-? En Infantil ens ensenyen que allò que hages d'ensenyar millor veure'l amb la pràctica, que els xiquets siguen conscients del que fan. Després ens queixem que als darrers nivells educatius s'empren massa continguts teòrics i es deixa de banda els pràctics. I, per una altra banda, per què sempre cal trobar un culpable i sempre (casualitats de la vida) és un professor el que es porta la pitjor part? Potser és més fàcil culpar a només un que a quaranta alumnes dels seus actes delictius… o potser és un, com en castellà, "zapatero a tus zapatos" no experimentes o et penediràs. No entenc quina és la finalitat que pretén mostrar la pel·lícula.

No sé si algú ja ha esbrinat alguna resposta per a les preguntes que jo em faig però, per a ajudar (o embolicar més) a qui em llija, deixe un vídeo d'un altre experiment molt semblant al qual s'arriba a una conclusió molt positiva després de realitzar-ho:

http://www.youtube.com/watch?v=yaimGghfcpM
Una classe dividida (primera part, són sis)

Rafael Minguet ha dit...

Perdó, no sé per què me l'ha posat dues vegades...

Anònim ha dit...

AL HILO DE UNA PREGUNTA
El otro día se planteo una cuestión que hoy en día creo que realmente tiene una gran importancia por la gran pérdida de valores que se está dando en esta sociedad que estamos creando entre todos. ¿Quién debe educar los padres o los maestros y profesores?
Ante todo decir de antemano que todo esto que yo pueda redactar aquí está hecho desde la más grande de las ignorancias se trata tan solo de un sentir y experiencia personal.
Bajo mi punto de vista esto tan complicado que es la educación es algo que debe ser llevado a cabo por todos y cada uno de los que participamos en ella y desde los roles establecidos de forma sensata, sin dejar traspasar barreras que en buena lógica son las correctas y no porque los tiempos o forma de vida hayan cambiado se pretendan readaptar.
Los padres tienen un papel importantísimo en la educación de los hijos, son los que deben marcar normas, dar valores, poner límites, formar y reforzar su personalidad, limar las asperezas del carácter, hacer valer sus virtudes y potenciarlas, en definitiva ir moldeando a la personita, para que cuando llega su toma de contacto social en el colegio para iniciar su también muy importante formación intelectual, las personas que se dedican a ello no tengan que invertir su tiempo en tareas que ya deben tener cubiertas. En las cuales por parte de ellos solo debería existir refuerzo de las mismas.
Los padres debemos educar y los maestros y profesores enseñar, siempre en una perfecta armonía de comunicación y más hoy que la escolarización se inicia de forma muy temprana. Los padres debemos tener una colaboración muy positiva y objetiva. Pero también de estar muy alerta tanto padres como educadores, no hay que olvidar que todos los que actuamos en este proceso de fabricación somos humanos con nuestros defectos y virtudes, ética y moral, creencias y pensamientos, por ello que cada uno somos distintos no todo es bueno y no todo es malo. Pudiendo caer en el equívoco tanto los unos como los otros.
Esto creo que aparece reflejado muy bien en las dos películas que he visionado en la de “La Ola” se ve como la figura del profesor que tal vez no sea la más ética tiene la capacidad de arrastre y convocatoria con los alumnos de personalidad más frágil, bien por su desestructuración familiar, desinterés familiar, complejos personales. Por contra en la de “Hoy empieza todo” el personaje del maestro muestra la otra cara donde él tiene todo el interés, el apoyo de la gran parte de los padres que luchan en su proyecto y lo que le falta son los recursos y la ayuda institucional.
Para finalizar lo que añadiría es que tanto padres como maestros y profesores nos deberíamos plantear que no es tanto la cantidad de tiempo que dedicamos sino la calidad del mismo.

Anònim ha dit...

Pensamos que esta película consigue cautivar al auditorio con su visión acerca de la vida y la sociedad, la simplicidad y la proximidad de los personajes ya que los hechos se desarrollan en un marco actual. Bien podría decirse que son personajes irreales basados en tópicos, ya que todos responden a arquetipos o modelos que se presuponen en un grupo (el marginado, la chica guapa e inteligente y su amiga que la envidia, el chico deportista, el chico con dinero, el extranjero, la chica hippie e idealista…). Sabemos que no siempre se dan en las aulas todos los prototipos de personas, pero es cierto que es usual encontrar grupos heterogéneos, y de este modo el director consigue explicarnos de manera gráfica que la mayoría de las personas, sean cuales sean sus características personales, podrían verse integradas en un grupo con tendencias nacionalsocialistas. Así de paso, acaba con el prejuicio de que únicamente podría repetirse dicha etapa de la historia si los hechos sobreviniesen en torno a grupos sociales incultos.
Por otra parte, el film goza de una trama que, aunque en ocasiones es poco creíble y demasiado rápida, se desenvuelve con sencillez y sin demasiados artificios. Es cierto que es algo inverosímil que en tan sólo una semana, unas personas que poco antes no tenían nada en común, desarrollen tal solidaridad y tal grado de unidad y conciencia de grupo. Pero otra vez nos vemos en la obligación de explicar que esto se hace con la intención de mostrar al espectador la facilidad con la que movimientos de esta clase se desarrollan, aunque hoy en día nuestra cultura crea que está preparada para frenar estas situaciones.
Por otra parte, no consideramos justo que se juzgue al profesor como el responsable de los hechos, ya que en ningún momento los alumnos debieron llevar a cabo el proyecto fuera de las aulas, integrando en el grupo a personas ajenas a la clase.
Por todo ello, y para concluir, diremos que “La ola” nos ha resultado una película amena, enriquecedora y provocadora. Nos ha proporcionado una nueva visión acerca del porqué de la aparición de movimientos de este tipo en pleno siglo XXI. Nos es extraño que sigamos ciertas normas sin plantearnos el motivo por el cual lo hacemos, ya que estamos acostumbrados a no cuestionar a las figuras de autoridad. También nos ha hecho replantearnos algunas de nuestras costumbres o actitudes cotidianas (seguir tendencias, o imitar modelos imperantes en nuestra sociedad). Por ello nos gustaría invitar a todos aquellos que no pudieron asistir a su proyección en espaicinema a que la viesen y felicitar al profesorado por la elección de este film.
Alba Fernández y Ana Pedregosa